7 de febrero de 2017

Milán en 1 día

Milan SI o NO???


La primera vez que pusimos Milan en nuestra hoja de ruta, una amiga nos previno decidida: "no pierdan tiempo, no hay nada, es horrible, lo único que tiene es la Catedral". Durante algunos años, a Milán,  la fuimos esquivando, guiados por la mayoría de comentarios que nos decían lo mismo. Cuando por fin el año pasado la pusimos en nuestra ruta nuevamente, otros amigos muy viajados, nos dijeron lo mismo que aquella primera vez habíamos escuchado. Casi caprichosamente decidimos ir y ver. Y la sorpresa con la que vivimos aquellas fantásticas 24 horas fue mucha, y las ganas que nos quedaron de más, fueron combustible para recorrer esas calles sin pausa, y Milán  nos cautivó y nos gustó. 

Indiscutiblemente en cada ciudad a la que llegamos, las expectativas nos esperan sentadas de un lado de la balanza. Del otro, nuestra mirada, nuestras vivencias y nuestros propios guiños harán su parte. Y esa balanza nos guiará para siempre los recuerdos, hasta que otra vuelta nos encuentre en algún lugar repetido y contemos otra historia

10 COSAS PARA HACER 1 DIA EN MILAN


1- sacar 1000 fotos en Piazza del Duomo y visitar Duomo de Milán 
2- pasear por Galleria Vittorio Emanuele II
3- tomarte un Aperol Spritz en la Terraza Aperol frente al Duomo
4- visitar Teatro de la Scala de Milán
5- recorrer cada rincón del Quadrilatero della Moda 
6- tomar un café y dejarte tentarte en Pasticceria Marchesi
7- caminar hasta el Castillo Sforzesco y recorrerlo
8- ver el atardecer entre los canales de Navigli
9- buscar algún lugar lindo para cenar cerca de la zona moderna de Porta Nuova
10- ver la ÚLTIMA CENA de Leonardo Da Vinci

Y el bonus?: dejar el mapa a un lado por un rato y vivir la ciudad, porque el secreto de Milán es que no hay que ir con ojos de turista, hay que vivir esta ciudad, que tanto tiene para disfrutar!!! Viva Milán!

NUESTRO RECORRIDO POR MILAN

1- Sin duda el Duomo de Milán atrapa todas las miradas. No es para menos, porque es asombroso y espectacular de verdad. Estar allí parados frente al Duomo es un espectáculo en si mismo. No solo la admiración que despierta semejante obra de arquitectura y arte, sino por el ambiente que se genera a su alrededor. 






Desde Piazza Cordusio se puede llegar de distintas maneras a la catedral de Milán. Les sugiero hacerlo por Via dei Mercanti, una de las calles más antiguas de la ciudad.  La caminata no los dejará indiferentes a las fachadas de los edificios renacentistas que la decoran. Sin duda se trata del mejor preludio de lo que veremos muy pronto,  Il Duomo. 

El horario de la catedral es de 8:00 a 19:00 horas, mientras que el museo lo hace de 10:00 a 18:00 (cierra los miércoles). No se cobra entrada por acceder a la catedral pero sí para visitiar el museo (2€) o subir a la terraza superior (5€ por la escalera, 8€ si se usa el elevador).



2- A un lado del Duomo se alza la famosa GALERIA VITTORIO EMNUELE II. Símbolo de Milán y hogar de las mejores marcas del mundo. Traspasarla es asegurarte caminar por el ícono mas preciado de elegancia y moda mundial.
Esta increíble y majestuosa obra de arquitectura, tiene nada menos que cuatro plantas y un techo de cristal y hierro fundido que deja entrar la luz natural al complejo.

Estar allí es sinónimo de perdernos entre las vidrieras mas distinguidas y vanguardistas del mundo, pero también es sinónimo de buenos cafés y excelentes bares en sus terrazas. 







Te super recomiendo Pasticceria Marchesi, famosa por hacer los mejores y mas tradicionales Panettones de Milán. La pasticceria y café es un paso obligado para sentir el ambiente, para descansar un rato observado el paso ágil de esta cosmopolita ciudad.



La tradición indica que uno no puede salir de la Galeria Vittorio Emanuele II sin cumplir una curiosa tradición. En el suelo bajo la cúpula octogonal hay que buscar el mosaico con toro de Turín. Si se quiere tener suerte y regresar a Milán hay que pisar con el talón derecho los genitales del toro y dar tres vueltas sobre sí mismo. 



3- Traspasando la Galería, desde el Duomo hasta la el otro extremo   llegamos a otra de las celebridades de Milán, el Teatro de la Scala. Un lugar en el que Verdi, Callas, Pavarotti y los más grandes demostraron sus talentos. La Scala es una de las catedrales de la opera mundial y conseguir entradas para alguna de sus obras resulta difícil pero bien vale la pena hacer el intento, es impresionante!!!  (se puede intentar en su web oficial www.teatroallascala.org) 

El Teatro de la Scala cuenta con un importante museo que exhibe trajes de época y una importante colección pictórica relacionada con la música. Además permite conocer el vestíbulo del teatro y asomarse a uno de los palcos honoríficos desde donde se suelen presenciar las distintas funciones. Abre todos los días de 9:30 a 17:30 y tiene un precio de 7€ (menores de 12 años gratis).

AVISO: Para quienes tienen la suerte de coincidir y conseguir entradas, sepan que el código de vestimenta para ingresar a una Opera en este Teatro es por lejos mas elegante que cualquier otro del mundo. Así que  ponerse las mejores galas y disfrutar de un espectáculo único sin duda!!!



4- y desde el Teatro de la Scala  te recomiendo comenzar a adentrarte entre las calles que van formando el punto mas emblemático y famoso de Milán, el Cuadrilatero de la Moda. 


Recorrido desde Il Duomo, Galeria Vittorio Emanuele, Teatro de la Scala y Quadrilatero della Moda

Estar allí significó para mí, redefinir lo que creía haber conocido como lo mejor de la moda mundial (Londres, Paris, NY, Roma, Berlin, etc) Nada, pero absolutamente nada, se le parece. Milán es Milán y sin duda puede presumir de ser el sitio número 1 de la moda mundial, de la vanguardia y del estilo. Estas calles son auténticas e impresionantes. El secreto es recorrerlas con pausa, vivirlas de cierta forma, y prestar atención a los detalles. 




Milán se recorre a pie tranquilamente. El mejor secreto para disfrutar esta ciudad es vivirla. Caminar pausado, admirar, observar y parar mil veces. Sentarse en un café. Disfrutar de la elegancia de la ciudad y su gente. Poner los ojos en las tendencias, divertirse mirando las vidrieras mas locas del mundo. 


5) El Castello Sforzesco es otro imperdible de esta ciudad, se trata de la fortaleza de una de las familias más poderosas de la Italia medieval. Se puede visitar su interior que, además cuenta con numerosos museos entre los que destaca el de arte antiguo, el egipcio así como la pinacoteca. La torre del Filarete apunta hacia el cielo milanés como uno de sus grandes iconos.


El castillo, está abierto a diario entre las 7:00 a 19:30 horas y permite entrar a sus instalaciones de manera gratuita, teniendo que pagar por acceder a los museos (5€) de martes a domingo, desde las 9:00 hasta las 17:30 horas. Pero hay distintas fechas en que incluso se puede acceder gratis a todos los museos como, por ejemplo, todos los martes del año desde las 14:00 horas, de miércoles a domingo durante la última hora antes del cierre, así como todos los primeros domingos de cada mes.




6) Llegar hasta Porta Nuova desde el Quadrilatero della Moda es ir recorriendo callecitas tan autenticas y lindas, para adentrarse a la zona mas moderna de la ciudad, rodeada de bares y buenos restaurantes. Un lugar con mucha movida y buenos hoteles. 






7)El barrio de Navigli es absolutamente encantador, tanto de día como de noche. Tiene canales por los que navegar (fue un importantísimo puerto fluvial), hay mercados de antigüedades, buenos sitios para comer. ¡Y es uno de los mejores lugares de Milán para salir por la noche! Te súper recomiendo pasear por esta zona especialmente al atardecer! 






8) Admirar “La Última Cena” Esta enorme pintura de 4,6×8,8m esta situada en el comedor del antiguo convento de Santa Maria delle Grazie. La famosa pintura ha sobrevivido a todo tipo de agresiones desde finales del siglo XV. Los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial dejaron el edificio sin techo y la obra a la intemperie, pero gracias a muchas restauraciones se ha mantenido.



Cómo conseguir entradas
Sólo la pueden contemplar los más previsores, ya que sólo se puede entrar con entrada reservada online en pequeños grupos de 25 personas cada 15 minutos. Gracias a este sistema, se evitan aglomeraciones y horas de espera. Debes coger turno a través de VivaTicket con dos meses de antelación.
El primer domingo de cada mes la entrada es gratuita, pero se debe reservar igual

1 de febrero de 2017

Pueblos con encanto: Gruyeres y la mejor fondue de Suiza

Gruyeres pueblo de cuento y la mejor Fondue del mundo


Digo Gruyere, y es inevitable ... Todos pensamos en el famoso queso, en una Fondue inolvidable(claro, como protagonista el Gruyere Suizo) frente a vistas imponentes. Pero llegar hasta Gruyeres supone, además de una alta dosis de quesos y chocolates suizos, entrar en uno de los conjuntos medievales más espectaculares de Suiza.  

COMO LLEGAR a GRUYERES desde BERNA
- en automóvil: por las rutas de la Región de Friburgo y mas allá, que entrelazan estaciones de esquí famosas, pueblitos encantadores y paisajes imponentes. El camino entre Berna y Gruyeres se hace directo en 53 minutos, pero te recomiendo mucho parar en FRIBURGO Y MURTEN. La subida final hasta el pueblo se hace caminando, y se dejan los vehículos en los PARKINGS Gratuitos (si! gratuitos en Suiza, todo una sorpresa) 
- en tren: la red de trenes suiza, es perfecta. Si bien para llegar a Gruyeres desde Berna (por ejemplo) hay que tomarse 3 trenes, el funcionamiento a la perfección de horarios, estaciones impecables y fáciles, trenes pulcros y un sistema on line de venta y ticket a través de una aplicación espectacular del teléfono, hacen que ese viaje sea preciso y sin complicaciones. 
vistas desde el tren desde Friburgo a Gruyeres
Desde Berna, en total 1hs y 20 minutos, un tren directo a FRIBURGO (donde pueden bajar y recorrer la ciudad y luego continuar el recorrido), que enlaza con otro hasta Bulle y desde allí, el simpático Tren "La Gruyere" con vistas, bueno ... espectaculares!!!!
La Gruyere que recorre toda la zona


Llegar al pueblo arriba, obliga a todos los visitantes a caminar un corto pero ascendente camino, ya que el paso de vehículos está prohibido. El sendero nos regala unas vistas que valen el pequeño esfuerzo con creces! 



En la única y principal calle de Gruyeres, se encuentra todo lo que hay en el pueblo, hoteles, restaurantes, tiendas de regalos, y una pequeña fuente que fue construida en el año 1755, que es el símbolo de la llegada por primera vez del agua al pueblo.

Justo a la altura de la fuente y a mano izquierda está el Belluard, una de las antiguas puertas de la ciudad. Destaca sobre el portón una pintura de los héroes Claremboz y Bras de Fer que según cuenta la leyenda repelieron ellos solitos el ataque de los berneses durante la Guerra de Everdes en el año 1349. Este lugar es uno de los más lindos de Gruyères ya que hay unas vistas de postal con las murallas, torreones y las montañas nevadas de fondo.




El pueblo guarda algunas sorpresas al visitante, el queso, el chocolate y dos museos que a simple vista nada tienen que ver con este pueblo de cuento:
Museo de Hans Ruedi Giger, el diseñador de varios escenarios y la horripilante criatura en la película de Alien el octavo pasajero por la que obtuvo un Oscar en el año 1980 al mejor diseño escénico. Con un extraño bar que está situado enfrente, que representa el buche del feo extraterrestre. Gusto para todos los gustos ...
Museo del Tíbet que alberga alrededor de 300 esculturas, pinturas y objetos sagrados procedentes de esta parte de Asia central.

entrada al Castillo de Gruyeres
Desde el Museo de Alien se comienza a subir hasta el imponente castillo dejando a mano derecha la antigua escuela regional que fue construida en el año 1650 aunque el edificio que hoy en día podemos ver es una reconstrucción ya que en 1925 se quemó totalmente, algunas de sus ventanas fueron rescatadas y reutilizadas. 


Castillo de Gruyeres
El Castillo de Gruyères es uno de los más espectaculares de toda Suiza y ofrece un paseo por la historia de ocho siglos en los que nada más y nada menos que 20 condes habitaron el lugar. Cada uno fue poniendo su granito de arena y adecuando las instalaciones a sus gustos o su economía aunque desgraciadamente Michel, el último conde tuvo grandes problemas económicos que le llevaron a declararse en bancarrota en el año 1555. A partir de esta fecha, la fortaleza pasa a manos de las ciudades de Friburgo y Berna que se reparten toda la zona, más tarde entre los años 1555 y 1798 el castillo se convierte en sede de los corregidores de Friburgo, entre 1804 y 1815 en sede de prefectos y finalmente de los jefes de distrito hasta que inevitablemente fue vendido y pasó a ser propiedad de la familia Bovy.



Actualmente y desde el año 1993 una fundación se encarga de la administración y mantenimiento de esta joya arquitectónica. La visita cuesta 10CHF y dura aprox 1 hora, donde nos solo podemos observar salas e historia, sino unas vistas alucinantes desde los balcones del Castillo, espectaculares jardines franceses y las murallas que datan de finales del siglo XV. 
Las vistas desde lo alto del Castillo de las murallas y la Iglesia de St. Théodule son impresionantes y aseguran miles de buenas fotos!

DONDE COMER LA MEJOR FONDUE EN GRUYERES
Llegar hasta aquí una vez en tu vida, es sinónimo de obligada Fondue. Como en todos lados, están los lugares atrapa-turistas (La Maison) de los que huimos fácilmente. Y están, aquellos otros ... que me animo a recomendarles con fuerza! por la atención, la mejor Fondue del mundo!!! y las vistas y ambiente INSUPERABLE !!!!



HOSTELLERIE SAINT GEORGES 
@hostelleriesaintgeorge 
http://www.hostelleriesaintgeorge-gruyere.com 
Donde no solo se come la mejor Fondue del mundo, sino que también se puede dormir a los pies de Suiza con estas vistas encantadas!


Gruyeres es un paseo por un pueblito rico y encantador, imperdible dentro de esta región de Suiza.


25 de enero de 2017

Pueblos con encanto: Friburgo - Suiza

Pueblos con encanto:  FRIBURGO - Suiza


Llegar a Friburgo nos sorprendió por completo, será tal vez por la escasa información con la que llegamos. Pero encontrarnos con una ciudad alta y una ciudad baja, conectadas por un simpático Funicular que funciona con las aguas residuales del pueblo, y quedarnos impresionados de la belleza de sus calles, sus paisajes, su aire tranquilo, autentico y romántico, fue de las mejores sorpresas de nuestro viaje. 





De Berna a Friburgo hay 30 minutos de ruta en automóvil o 20 minutos en tren. Y tanto como programa de paso en nuestro recorrido para Gruyeres o como destino elegido para pasar allí una noche, Friburgo resulta imperdible dentro de esta zona de Suiza. 



QUE HACER EN FRIBURGO - SUIZA  



Frente a la estación de trenes, se encuentra la hiper moderna oficina de turismo donde ofrecen información y mapas, y el recorrido marcado de la ruta para conocer la ciudad alta y baja. 

El recorrido comienza en la parte alta (donde se encuentra la ciudad mas moderna, estación de trenes y parkings)  para ir bajando entre calles llenas de encanto y puntos de interés, para llegar al río y sus puentes, con vistas alucinantes. Cruzando el último puente, el Funicular nos devuelve a la parte alta de la ciudad. 



- de la Estación de Trenes se toma la calle principal, peatonal y súper comercial, cruzamos la Fontana de St-Pierre y seguimos rumbo abajo hasta la Place-Nova Friburg

- allí mismo tenemos frente a nosotros la Fontaine Samson, Monumento a Girard, Fontaine St George y el Hotel de Ville.


- desde este punto comienza la bajada mas empinada, recorriendo callecitas llenas de encanto. Llegar hasta el Convento de los Capuccinos, Fontaine de Notre Dame, Basilica Notre Dame.

- allí mismo la Catedral St Nicholas y la Fontaine de la Vaillance

- allí se baja hasta el Puente de Zahringen desde donde existen unas vistas alucinantes!!!!

- seguimos la bajada hasta el encantador Pont de Berne, pasando por la Fontaine Ste Anne y llegando al Pont du Millieu desde donde tenemos otras vistas panorámicas increíbles!!!



- desde allí pasamos por la Fontaine de St Jeann y el Pont de St Jeann y caminando por La Providence se llega facilmente al Funicular