10 de julio de 2018

1 día en Reims - Champagne - Francia

Reims es una ciudad llena de estilo y elegancia. Caminar por las calles de esta ciudad, supone cruzarse con parte de la historia mas interesante de Francia, con una ciudad altiva e imponente y con la estrella indiscutida de la región, el espumante mas famoso de Francia, por no decir del mundo. 

Reims es cuna de las bodegas mas famosas de Champagne de Francia y es capital de esta región, llena de charme e historia. Una ciudad a la que se llega fácilmente desde Paris por el día o, para quienes quieren sumergirse en el fantástico mundo del Champagne pasar unos días haciendo base en esta encantadora ciudad para recorrer una zona que no defrauda.




Cómo llegar a Reims

- Tren: TGV (alta velocidad) a 45 min de París, a 1h25 de Lille, a 1h55 de Estrasburgo, a 2h10 de Bruselas, a 3h15 de Nantes y Rennes, y a 4h25 de Burdeos

- Autopistas: A4/E50 (desde París en aprox 2hs o Estrasburgo), A26/E17 (desde el Norte), A34/E46 (desde Bélgica)



Que hacer en REIMS?



1- Visitar La Catedral de Notre-Dame

Notre-Dame de Reims es una de las principales muestras del arte gótico en Europa. Esta obra maestra del siglo XII fue el escenario de 25 coronaciones de reyes. Se puede subir hasta la cúpula desde donde se obtienen la mejores vistas panorámicas de la ciudad!!!En las noches de verano se realiza un espectáculo de luces y sonidos sobre la fachada de la Catedral. 
 
2- Visitar El Palacio del Tau

La residencia de los arzobispos alberga hoy el Museo de la Obra de Notre-Dame, el tesoro de la catedral adyacente y una parte de su estatuario de origen están expuesto en él. Aquí se vestían los reyes antes de la coronación y se celebraban los banquetes posteriores a ella. El nombre de Tau deriva de la forma de letra T (tau en el alfabeto griego) de su planta primitiva. Un nombre con el que fue bautizado alrededor del año 1131.

3- Visitar la antigua Abadia de Saint Remi

Esta basílica románico-gótica fue construida en el siglo XI para albergar la santa ampolla así como las reliquias de San Remi, el obispo que bautizó a Clovis en 498.



4- Las bodegas de Champagne



En Reims, 9 productores de Champagne proponen visitas a sus bodegas, con degustación y explicación del proceso en sus cavas.

Distintas casas de champagne tradicionales en Reims: Pommery, Veuve Cliquot, Roederer, Taittinger, Krug, Mumm o la Maison Ruinart entre otras. La Maison Ruinart es la bodega más antigua (1729) y poseen espectaculares cuevas de tiza galo-romanas (crayères).

5- Hacer un Tour Gourmet por la ciudad

Reims cuenta con un circuito gourmand de lujo: 

 BOUTIQUE FOSSIER (Jean-Baptiste Langlet, 25) un lugar de culto a este color. Considerada la marca de galletas más antigua de Francia (su origen se remonta al año 1756) los dulces de la Boutique Fossier son ideales para tomarlos con café, té o cómo no, mojados en champán. 

- PASTELERIA LÓPERA  (Jean-Baptiste Langlet, 4)

- LÁTELIER ERIC SONTAG (rue de Mars, 32)

- MERCADO DU BOULINGRIN , donde se pueden comprar algunas especialidades gastronómicas de esta ciudad francesa como el típico jamón de Reims.



6- Perderse por la ciudad sin rumbo
El centro de la ciudad alberga un elegante conjunto arquitectónico del periodo de entreguerras en el que destaca especialmente el estilo Art Déco. En la ciudad hay muchos  itinerarios guiados que explican la razón y la importancia del Art Decó en Reims, con sus característicos azulejos, coloridas vidrieras, fantásticos chaflanes o adornos cerámicos. 
También es interesante pasearse por alguno de los muchos mercados urbanos que hay a lo largo de la ciudad y dejarse llevar por la atmósfera refinada y elegante del lugar.

7- Festival de Música Clásica (entre Junio y Julio) 
Las Flâneries musicales d'été de Reims durante un mes, este festival ofrece cada día conciertos de música clásica y jazz, muchos de ellos gratuitos, a cargo de artistas de renombre. Los conciertos se celebran en lugares prestigiosos como la Catedral de Notre-Dame, la basílica de Saint-Remi, el Palacio del Tau, en las diferentes salas de espectáculos de la ciudad así como en los jardines y otros lugares más inesperados.



8- Reims Jazz Festival (mediados de noviembre)

La bodega Pommery, sede de la bodega de champagne del mismo nombre, acoge desde hace más de 10 años una serie de conciertos organizados por la asociación de Reims. 

9- Reims en Navidad (finales de noviembre-finales de enero)


La instalación de Mercados de Navidad (el tercer mayor mercadillo de navidad de Francia) y de los mercados de artesanía, los espectáculos musicales y la apertura de la Casa de Papá Noel dan un ambiente característico a las Navidades de la región. El Camino de los Belenes recorre los pueblos del viñedo de Champagne

1 de mayo de 2018

1 día en Zagreb

Zagreb, es, tal vez la ciudad Croata a la que llegué con menos expectativas que a ninguna otra. Un poco por desinformación, otro poco por alguna mala experiencia de alguien, y otro tanto por lo que logra opacarla (al menos a priori) la descomunal DUBROVNIK.

Tan errada estaba, que desde el momento que la conocí, una lluviosa tarde de Junio, no dejé de pedirle disculpas. Porque Zagreb es alucinante, ciudad capital de Croacia, con olor a pueblo, gente super amable, un legado infinito de joyas arquitectónicas y otro legado de rica historia, tradiciones y cultura popular imposible de no sentir a cada paso.


QUE HACER EN ZAGREB

El recorrido, que se puede hacer completamente a pie!

1- Recorrer la Ciudad Baja o Donji Grad:

Caminar por la Ciudad Baja o Donji Grad, es pasearse por la historia  croata, en esta ... la zona mas "moderna" de la ciudad. 




Recorrer calles y jardines de elegante estilo vienés. Cruzarse con tranvías que le aportan aún mas encanto a estas calles soñadas. 

Traspasar la "herradura verde", es sumergirse en jardines entrelazados en plena ciudad y deambular sin rumbo entre edificios emblemáticos y la vida social y comercial de Zagreb.



Aquí en esta zona, se encuentran los hoteles mas recomendables y los restaurantes y bares mas concurridos por los propios croatas. 



TIP: Un aperitivo en la terraza del famoso Hotel Esplanade es un MUST



2- Ilica


Esta es una larga calle comercial, a los pies de la Ciudad Alta. Nace como calle peatonal desde la Plaza Bana Jelacica (la plaza mas importante de Zagreb)y llega hasta la Plaza de las Flores llena de cafeterías y terrazas. Desde aquí también se accede al funicular que nos deja en la Ciudad Alta o Gradec. 


3- Ciudad Alta o Gradec



Desde la ciudad baja, por la calle Ilica se accede a las escalinatas que suben hasta Gradec o bien, al funicular que nos deja en plena Ciudad Alta.


Caminar por estas calles medievales estrechas y encantadoras no dejará de sorprenderlos a cada paso. El orden y el encanto de sus calles, los antiguos palacetes nobiliarios. Hasta toparse con la icónica Iglesia San Marcos (con una torre barroca, cubierta de tejas de colores que forman el escudo de Zagreb, Croacia, Dalmacia y Eslavonia. Aquí el Parlamento y el Palacio Ban hacen un conjunto único. 



Las antiguas murallas, escalinatas y pasos hacia la vecina Kaptol, mantienen el encanto con sus faroles de gas que se encienden cada tarde.


4- Kaptol


Es el barrio mas antiguo de entre lo antiguo. Aquí se encuentran algunos de los edificios mas emblemáticos de la ciudad y la Catedral. 


De Zagreb a Ljubljana en Eslovenia hay menos de 2hs de viaje y mas de 1000 motivos para hacer ese desvío y descubrir una Eslovenia que es imperdible!!!! Acá nuestro recorrido completo Recorrido Completo por Eslovenia - Ljubljana, Bled, Postojna, Península de Istria






2 días en Split - Croacia

  Recorriendo la Costa Croata - Zadar, Sibenik, Trogir y Split
  
  
  Dejamos Zagreb (Croacia) y Eslovenia atrás, junto con los días soñados que pasamos en la Península de Istria, haciendo base en Piran y recorriendo tierras, pueblos medievales  y paisajes compartidos entre Eslovenia y Croacia.   


  Nos adentramos en la costa croata para comentar nuestro recorrido por la magia de la Región de Dalmacia. Nuestro destino era Split, PERO en el camino no dejamos de visitar Zadar, Sibenik y la encantadora Trogir. Pasamos deliberadamente (esta vez) los 16 lagos color verde esmeralda escalonados de Plitvice -una maravilla natural que no deben perderse- y continuamos ruta. 



  Split nos recibió con un ambiente extrovertido y un entusiasmo propio de las ciudades con aire marino y verano instalado. Las vistas desde el puerto, la costanera y las playas a lo largo de la ciudad son alucinantes. Pero, lo que verdaderamente más nos impactó de esta ciudad es lo que ocurre puertas y murallas adentro del Palacio Diocleciano, donde Split se "esconde". 

  PALACIO DIOCLECIANO



  El casco antiguo de Split se instala dentro del Palacio Diocleciano. La historia, rica e interesante de este pueblo, es infinita. Una caminata guiada por las calles de Split donde te cuentan la historia, es algo que les recomiendo especialmente. Porque es la mejor manera de entender donde estamos parados y que todo cobre mas sentido. 
  
  La historia -muy resumida- es que el Emperador Romano Cayo Aurelio Diocleciano construyó a su antojo este Palacio a orillas del mar (hablamos del año 245!!!). Con mármol griego, madera de cedro libanesa, esfinges egipcias y lujos exóticos traídos de distintas partes del mundo. Su construcción demandó 10 años, con murallas de cerca de 30 metros de altura, 16 torres defensivas y 4 puertas imponentes que hoy funcionan como entrada a esta laberíntica seguidilla de sorpresas. 



  No solo la arquitectura espectacular de este sitio te deja sin palabras. Sino también, el hecho de que en el siglo VI la población de Salona y sus alrededores se refugió dentro del Palacio, creando una ciudad bizantina formada por casas, edificios y palacios dentro del "gran Palacio". 

   Entonces, caminar por sus calles estrechas, sus pasadizos, poder ver las casas dentro de las murallas, las calles en donde aún perdura intacto el brillo de los mármoles griegos y la sucesión de restaurantes, hoteles boutique y lugarcitos con tanto encanto es el mejor plan en esta ciudad que impacta y encanta.   

  
   Que hacer en Split fuera del Palacio Diocleciano:

  •   visitar Marjan, lugar donde las playas y zonas verdes naturales son las protagonistas. Una caminata agradable al borde del mar entre pinos y vegetación cuidada, nos lleva a Museos y Galerías o simplemente a una buena playa donde sentarse y admirar el paisaje. 
  •   No perderse de caminar por las encantadoras calles del barrio de pescadores Veli Varos, donde se cruzarán con muy pocos turistas y donde van a respirar el aire autentico del lugar. Super recomendable!!!
  •   Disfrutar el ambiente de Novi Grad, la parte "moderna" de esta ciudad, llena de palacios venecianos y callejuelas medievales. Aquí pasa la vida social, comercial y de vida cotidiana de la gente local. 







29 de abril de 2018

Que visitar en Eslovenia ?

Ljubljana y Bled en 2 días

Ljubljana, ciudad capital de la majestuosa Eslovenia, ciudad de nombre difícil y puerta de entrada a este país que resulta (en muchos aspectos) mas parecido a Suiza que a sus vecinos cercanos. La "nueva" Europa como la llaman por allí, es uno de los sitios mas lindos donde me llevaron mis pasos. 

Esta ciudad apacible, respetuosa y armónica, combina a la perfección con su pueblo y su gente. 

El plan es recorrer el barrio viejo de Ljubljana a los pies del castillo, pasear por sus calles antiguas encantadoras, bordear el río y sentarse en uno de las tantas terrazas es planazo. Subir al Castillo y ver las panorámicas desde allí. Cruzar el río y recorrer la "modernidad" de Novi trg, entremezclarse con la ciudad y su gente, la vida movida en un mix perfecto con el relax que aporta el paisaje. Callejear aquí y allá y disfrutar de una atmósfera pueblerina en plena capital europea. 


Eslovenia comenzó para nosotros en Ljubljana y nos acompañó durante algunos días más a través de paisajes de cuentos y de sitios tan espectaculares, que siempre nos invitan a pensar en volver por mas!!!


Que hacer en Ljubljana:


- Recorrer el Casco Histórico a los pies del Castillo y dejarse llevar por sus encantadoras calles sin mucho rumbo, no perderse las obligadas Stari trgBreg, Mestni trg, Krizanke


- Subir al Castillo y disfrutar de las vistas panorámicas  (hay un funicular o para los que quieren ejercicio, encarar la empinada subida a pie por sus senderos)


- Pasear a orillas del río, a un lado y al otro, por el famoso Puente del Zapatero. Disfrutar de la calma en alguna de las terrazas con tan lindas vistas



- Recorrer Novi trg, la parte "moderna" de la ciudad


- Cenar en unas de las mesitas de Julija en Stari trg, divino! https://julijarestaurant.com
- Tomar un té mirando al río en la tentadora Pastelería Lolita http://www.kaval-group.si/lolita.asp

Pasar el día en Bled y Skofja Loka


A media hora de la Capital de Eslovenia, Bled salida de una postal ...

Bled me sorprendió, su lago de aguas verdes y traslúcidas, me remontó instantáneamente a mis años en Bariloche y los lagos de la Patagonia. Para cualquier argentino, creo que es inevitable la comparación. Allí logré comprender en un segundo el porque la colonia más importante de eslovenos en Argentina está ubicada en Bariloche. 



Claro que la similitud es -estrictamente- por la naturaleza tan similar que envuelve a su paisaje y su ambiente. Porque a diferencia de la salvaje y desolada naturaleza patagonica, aquí nos encontramos (además) con un islote -en medio del lago- donde se vislumbra el campanario de un monasterio barroco -preludio de lo que encontraremos más tarde- y un castillo medieval que sobresale del bosque por detrás. Bled combina una naturaleza impresionante con una historia que se remonta a tiempos medievales y de los que trascienden legados tan alucinantes como el mismo lugar.


Bled tiene actividades a lo largo de su lago para todo el mundo y durante todo el año, kayacs, canoas y varios sitios de deportes acuáticos (todos sin motor) en el verano y durante el invierno -cuando el lago se congela y nos muestra otra postal- hay patinaje sobre hielo y un paisaje teñido de blanco. 

En Bled se disfruta y se conecta, se respira. Una llegada al islote central remando es EL planazo!!! Aunque si no se animan hay varias embarcaciones que lo cruzan. Encontrar en ese Monasterio de estilo barroco inmerso en aquel paisaje, te deja sin palabras. Subir al Castillo vale la pena por las panorámicas inigualables desde allí! y dar una vuelta alrededor del lago por los pueblitos que lo rodean es el broche de oro, para un día espléndido a solo media hora de la capital de Eslovenia. 



A medio camino de vuelta entre Ljubljana y Bled, nos desviamos a Skofja Loka . Un pequeño y cuidado pueblo que es una de las localidades mas pintorescas de Eslovenia! Su casco antiguo esta protegido por su historia, autenticidad y belleza. Hay un aire señorial que se nota a cada paso. El Castillo y las Murallas de Skofja Loka son espectaculares y se pueden visitar. Deambular por sus calles silenciosas una tarde de verano en plena hora de la siesta fue reconfortante y llegar cruzando el río hasta el Puente del Diablo 🙌🏻 hay muchos senderos para hacer caminatas cortas o mas extensas y dejarse llevar por un lugar que no los va a defraudar !





De Ljubljana al Mar Adriatico - Costa de Eslovenia 



La península de Istria está compartida por Italia, Eslovenia y Croacia. Los limites geográficos poco tienen que ver con las suaves diferencias que se ven entre un lado y otro de las fronteras por estos sitios. Aquí se conjuga lo mejor de cada lugar para crear una sucesión de pueblos costeros amables y encantadores, unas playas soñadas y otros pueblos rodeados de viñedos en su interior. 

De Ljubljana a solo 1hs y media de automóvil se llega al Mar Adriatico. Pero antes,   a medio camino por la misma carretera, Eslovenia nos regala la famosa Cuevas de Postojna, una cueva cárstica de una antigüedad estimada en 2 millones de años! con 20km de canales subterráneos y galerías abiertas por el río Pivka. Se puede visitar todo el año, y hay que ir prevenido que en su interior hay constantes 8 C, por lo que recomiendo llevar abrigo para visitarlas aún en pleno verano. 


Koper, Istria, Portoroz o Piran?

De entre las más famosas localidades de la pequeña fracción de costa en Eslovenia están Koper, Portoroz y Pirán. Koper, es la ciudad costera mas grande del país y la mas visitada, con un ambiente popular entre los turistas. Muy cerquita,  Istria -que se las recomiendo mucho visitar- tiene más encanto en sus angostas, encantadoras y sinuosas calles. Portoroz es donde están instalados los hoteles más grandes y las cadenas de hoteles para turismo internacional, no hay mucho más que alguna playa de arena y grandes hoteles en su costa. Pirán, una localidad pequeña con encanto y aire marinero. 

Nosotros, elegimos la pintoresca Pirán como destino. Destino que amamos en el mismo segundo que llegamos. Con un pequeño casco histórico en forma de cuerno, recargado de herencias arquitectónicas de origen veneciano, un faro, la Plaza Tartini -una plaza circular en medio de su casco histórico que es el corazón de la ciudad- llena de encanto y un trazado laberíntico de calles, donde seguirlas sin rumbo es el mejor y más sorprendente plan. En lo alto, las murallas rodean la ciudad y desde la Iglesia San Jorge -de origen barroco- se puede subir al campanario y acceder a las vistas mas impresionantes de la ciudad y su horizonte!!!! 

De Pirán, nos fascinó apenas llegamos la autenticidad y el ambiente marinero del lugar. Nos sentimos tan cómodos, que reconozco, nos costó salir de allí para recorrer los alrededores y las otras localidades. 


Tip: alojarnos en el Hotel Pirán fue el mejor acierto de aquellos placenteros días! Si bien es un hotel sencillo y sin lujos, el lujo es su ubicación privilegiada, el ambiente en su terraza cada desayuno y cada tarde mirando el mar. Los perfectos aperitivos acompañando a un perfecto atardecer desde la terraza alta del hotel. Las habitaciones que dan al mar valen lo que cuestan, no lo duden!